El equipamiento por suscripción es la nueva forma de pagar los extras en los coches

equipamiento-por-suscripcion

Hasta ahora, el procedimiento para contar con un equipamiento opcional era sencillo: bastaba con pagar por él y el fabricante lo instalaba. Sin embargo, a partir de ahora, la forma de adquirirlo será más parecida a Netflix.

La compra por suscripción está presente en todas partes: Netflix, Spotify, la tarifa del móvil… Y, aunque en los coches hasta ahora esta fórmula parecía imposible, ya está empezando a asomar la cabeza en los vehículos más caros del mercado.

Hasta ahora en el mundo del automóvil esta fórmula era inviable por dos razones: la primera es que los coches venían con un equipamiento o sin él. Y, por otra parte, era imposible activar determinados extras de un vehículo y activarlos ‘a distancia’ previo pago de una cantidad para que el conductor pudiera disfrutarlos.

El avance de los sistemas telemáticos ha sido clave

 En cierto modo, la posibilidad de cambiar el software a distancia surgió con los navegadores: los fabricantes no tenían la capacidad de controlar tu navegador, pero sí la de actualizarlo y, en última instancia, cortar el grifo e impedir que se use.

Sin embargo, las actualizaciones inalámbricas, también conocidas como OTAs (Over The Air en inglés), son las responsables de que exista el equipamiento por suscripción.

Se trata de un sistema que comenzó a utilizar Tesla y que puede reconfigurar el software de tu coche de forma segura mientras no está en uso. Y eso implica que los fabricantes, pueden controlar a distancia la gestión electrónica el motor, activar y desactivar ayudas electrónicas a la conducción, el climatizador…

Y lo cierto es que hasta ahora, Tesla lo había utilizado para mejorar el software de sus coches sin cobrar nada a cambio.

Sin embargo, desde hace poco, marcas como Mercedes-Benz, Audi o Porsche también lo utilizan para conseguir unos ingresos adicionales… cobrando a sus clientes una suscripción por disfrutar de sus equipamientos más exclusivos.

Es decir, el coche que te compras trae todo el equipamiento posible de serie, sin embargo, solo podrás disfrutar de ellas mientras las pagues. Por ejemplo, podrás suscribirte durante un año a un sistema de dirección trasera o unas luces inteligentes (en un Mercedes-Benz EQS cuestan 69 euros al año). Y, en caso de que decidas no renovar tu suscripción, tu coche dejará de contar con ese extra.

¿Has visto ya nuestra selección de coches seminuevos? Podrás tener el tuyo al momento😉. Fíjate en los coches que tengan el distintivo 

Fuente Mediaset / ALD Automotive

Top
Click to Hide Advanced Floating Content
Click to Hide Advanced Floating Content