CÓMO ES EL MANTENIMIENTO DE UN COCHE ELÉCTRICO

Uno de los primeros pasos que debemos dar para hacer el mantenimiento de cualquier vehículo con motor de combustión es cambiar los líquidos para garantizar que las piezas móviles tienen la lubricación necesaria. En el caso de los coches eléctricos el motor no usa lubricante, pero sí debemos revisar minuciosamente el resto de líquidos. Además de esto, deberemos revisar los elementos del sistema eléctrico, como los cables o la batería, que pueden sufrir desgaste con el uso.

Los vehículos eléctricos utilizan aceites de transmisión, aunque no suele ser frecuente sustituirlos durante la vida útil del vehículo. El líquido de frenos sí debe sustituirse cada dos revisiones, al igual que el líquido limpiaparabrisas.

Los coches eléctricos recurren al gas en  los sistemas de refrigeración y climatización, normalmente el R134, aunque no deberían necesitar ninguna recarga.

¿Son iguales los líquidos de mantenimiento de los coches eléctricos?

Esta suele ser una de las preguntas más habituales a la hora de plantearse el mantenimiento de un coche eléctrico. Y la respuesta es que… depende. En el caso de los líquidos de freno y de limpiaparabrisas, sí se trata de elementos comunes respecto al resto de coches.

Pero en el caso del aceite de transmisión, por ejemplo, se trata de lubricantes distintos.

Top
Click to Hide Advanced Floating Content
Click to Hide Advanced Floating Content